Comiendo papas fritas baratas

Michael Apple es uno de los pensadores más importantes -junto a Henry Giroux– de la teoría crítica en Educación, autor de libros como “Ideología y currículum”, ” Educación y poder” y “Escuelas democráticas”entre otros. Lo que pueden leer a continuación es un artículo que pone el ojo sobre una serie de problematicas sociales, políticas y educativas, de compleja pero inevitable interrelación. Es difícil entender cómo los pequeños aconcimientos cotidianos se relacionan con los grandes problemas de la educación y la sociedad en general. Cuestionar las más simples certezas puede cambiar muchas cosas…

Relato esta historia por una serie de razones. En primer lugar, porque es uno de los modos más poderosos que conozco de recordar la importancia capital de considerar a la escuela de una forma relacional, de verla en conexión, fundamentalmente, con las relaciones de dominación y explotación de la sociedad en un sentido amplio. En segundo lugar, e igualmente importante, cuento esta historia para marcar una posición teórica y política crucial. Las relaciones de poder son, de hecho, complejas, por lo cual necesitamos realmente tomar muy en serio el enfoque posmoderno. Es importante también reconocer los cambios que están ocurriendo en muchas sociedades y ver la complejidad del nexo “poder/saber”. Sin embargo, en nuestro esfuerzo para evitar los peligros que acompañan algunos aspectos de las “grandes” narrativas anteriores, no debemos actuar como si el capitalismo hubiera desaparecido, como si las relaciones de clase no contaran.

No debemos actuar como si todo aquello que aprendimos, sobre las formas de comprender políticamente el mundo pudiera, de alguna forma, ser descartado simplemente porque nuestras teorías se han complejizado. La negación de los derechos humanos fundamentales, la destrucción del ambiente, las humillantes condiciones bajo las cuales las personas (apenas) sobreviven, la falta de un futuro significativo para los miles de niños como los que mencioné en mi historia, todo esto no es sólo, ni primariamente, un “texto” para descifrar en nuestros libros académicos… Constituyen una realidad brutal que millones de personas sienten cotidianamente en sus propios cuerpos. El trabajo educativo que no esté fuertemente relacionado con una profunda comprensión de dichas realidades (sin abandonar el análisis serio de la economía política y de las relaciones de clase) corre el peligro de perder su propia alma.

Leer capítulo I

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s