¿Y dónde está el rock?

Me puse a escuchar unos cds viejos y entre temas de Johnny Cash y algunos hits de Miranda! me encontré con este querido tema:

Mientras lo escuchaba me surgió un extraño entendimiento, como una especie de revelación: ¿quién hace rock hoy día? En una sociedad como la argentina, donde el gobierno utiliza causas justas para realizar sus propios negociados, los medios de comunicación paranoiquean en cada flash informativo y si fumas, tomas, vendes o compras sos perseguido como la peor lacra de la humanidad. En este esquema de pobreza, hambre, enfermedades y entradas agotadas para ver a Madonna ¿dónde mierda están los gritos del latino? Molotov pasó de exigir que le den todo el power a cantar niñadas de amateur. Calamaro hace años que se perdió en su propio delirio de lsd y ha perdido cualquier contacto con la realidad. No hablemos del recuperado Charly Garcia. Y el Pitty, único valuarte que podía hacerse respetar un poco con su actitud (no tanto con su música), tiene tantas causas procesales encima que apenas puede respirar sin que intenten meterlo preso. ¿Y Fito?, ¿Y Divididos?, ¿y Cualquiera? No me hablen de Catupecu, dudo que sepan para qué se usa un inodoro. ¿Alguien realmente cree que, en estos tiempos que corren, saldrá una nueva “marcha de la bronca“? ¿Alienados, conquistados, aburguesados o, simplemente, pelotudos?

Diario de un adicto al dinero (y III)

Debajo del puente

Comienzan a crecer las deudas, no tanto del alma o el espíritu sino del teléfono, gas, celular, internet, luz y rotisería. Gracias Dios estoy colgado al cable y puedo seguir tranquilo los avatares de Grey Anatomy. Supe que tocaba fondo al mirar un especial de ocho horas sobre la vida de Oprah en E!. Mi masculinidad está en riesgo, pensé, hora de tomar el toro por las astas!! Basta de pasar horas frente a la caja boba, es el momento de ver hacia el futuro con optimismo!! Es tiempo de hacer lo que un Hombre Auténtico debe hacer!! Y en cuanto termine este E! True Hollywood Story sobre Poison, saldré por esa puerta y Cuidado Mundo que ahí voy!

Dios? Estás ahí? Hay alguna posibilidad de hablar a solas? Negociemos, somos gente adulta, al menos uno de nosotros ¡Ey! lo único que digo es que, cuando tenga un hijo, procuraré preocuparme más por con quién se junta. Bueno, bueno. Digamos que yo dejo algo y vos me das un trabajito, nada elegante, nada extraordinario, ni siquiera estoy pidiendo una cuenta bancaria a mi nombre en alguna isla del caimán. No más drogas duras, algo de hierba de vez en cuando pero nada de todo lo otro. A menos que el trabajo sea de jugador de polo, ahí se me tendría que estar permitido aspirar todo el juego blanco de Colombia para poder soportarlo. Okey, pasemos a otra cosa. No más chistes de judíos, palabra de honor y prometo dejar de exhibirme n paños menores ante las iglesias. No más pornografía. Bueno, eso último no daña a nadie, ¿no? Digo, son todos mayores de edad en pleno uso de sus facultades… curiosidad: cuando tomaste esa costilla para satisfacer al chico, pensaste que ahí podrían llegar a meter una botella de Crystal? Volviendo a donde estábamos: qué te parece la oferta? Seré un buen ciudadano, consciente y sin resacas, normalcito y capitalista. ¿Trato?

¿Continuará? Mañana tengo una entrevista

😀

ACTUALIZACIÓN Read More

HISTORIAS de Ricardo Arjona

Todo aquello que no me gusta de Ricardo Arjona está presente en este cd de 1994: teoría de los dos demonios aplicada sin disimulo, simplismo, ausencia de matices, metáforas ridículas y manipulación emocional. Y si tengo que confesarlo (bajo amenaza de muerte) digo que este es uno de mis cds favoritos.

Por aquellas fechas yo ostentaba diez años de vida y creía saber todo lo que había que saber sobre los Power Rangers. Mi Florencio Varela querido me brindaba todo aquello que necesitaba para sobrevivir, las presiones del mundo moderno apenas me alcanzaban y creo que me importaba el fútbol. En la radio comenzó a sonar Señora de las cuatro décadas y las mujeres (como mi madre) andaban muy interesadas en el cantautor de tamaño despropósito. La melodía, el juego de palabras, el salir un poco del esquema común hizo que me gustara pero fue Historia de un Taxi la que me conquistó. El humor, la descripción acertada, la narración y todas esas pequeñas cosas que esconde esta canción hicieron que me viera totalmente interesado por este muchacho Arjona. Del que no sabía nada.

Un amigo que hoy escucha Metallica a todo volumen mientras compite con su hermano a ver quien tiene los mocos más viscosos, me pasó el casette. Sí, el casette. De repente me siento de ochenta años. De más está decir que me encantó su humor nada ingenioso, las historias estereotipadas y la metáfora sencilla y al pie. Read More

Acercamiento a Giacomo Aldo Yangrante

El citado

No se engañen, feroces lectores, no dejen que los distraiga el nombre de opereta! Giacomo Aldo Yangrante es la voz más lúcida de Chacabuco, un hombre acostumbrado a dialogar con la Verdad (aunque rara vez la entienda). Oriundo de Olavaria, se estableció en nuestra preciosa ciudad malinterpretando un consejo materno. Ejerció como profesor de letras en el Colegio María de los Amaneceres. Sus cursos incluían “orientación para letras”, “cocina para letras” y, uno de los más populares, “sexualidad para letras”. Fue en este curso donde dio muestras de todo su intelecto al lograr la diferenciación de género entre dos Os recién casadas, usando métodos chinos de tortura (resultó que ninguna era el macho).

Su participación activa en los hechos de nuestra amada ciudadanía, lo han vuelto una figura tanto prestigiosa como odiada. Conocida es la controversia sobre su participación militante durante los años ’70. Algunos todavía recuerdan la tarde en que la voz de Chacabuco (como me gusta decirle) se subió, Colt. 45 en mano, a los techos de una escuela secundaria tomada para protestar contra la locura imperante. Mientras que otros pretenden dar por tierra esta hazaña, asegurando que aquel día, si bien subió al techo del establecimiento, lo hizo ungido con una escoba, en pos del beneplácito higiénico del director.

Controversias aparte, Yangrante ha puesto su firma a varios libros teóricos sobre el arte de la enseñanza y también, por qué no, de ficción. Dentro del primer grupo encontramos el clásico Pendejos que me robaron la ilusión editado por Eudeba, todo un catálogo de deformidades anatómicas y del pensamiento que ha tenido el bien de encontrar durante sus años como docente. En el campo novelístico, ha publicado Doce semanas sin calzoncillos y otros ensayos sobre nuestra realidad cultural, política y económica; así como la colección de artículos periodísticos A ver quién la tiene más larga?

Laberíntico, controversial, personalísimo con su filosofía y uno de los observadores más agudos que ha conocido Chacabuco y sus ciudades limítrofes, Giacomo Aldo Yangrante es también un hombre generoso, siempre listo para desenredar entuertos, mediar entre enemigos mortales y regalar una palabra sabia allí donde la penetración de los nachos no es total. Porque sabiendose más habilidosos que el Maradona del ’86, te hace un centro a la cabeza para que hagas uno sin arquero.

Es para mí un honor, servir de prólogo para esta nueva re-edición de sus más certeros escritos.

Disfruten.

Demetrio Torres

Extraído del libro “Ése hombre que nos acompaña” selección de artículos periodísticos y de crítica del autor colombiano.

Próximamente reproduciremos “Entrevista con un falopero”

Diario de un esclavo del dinero (y II)

Esto parece bueno:

Busqueda Personal

Queremos gente activa, profesional y serie (con o sin experiencia) para unirse a nuestro selecto grupo de vendedores. 

Garantizamos: salario mínimo + comisiones / buen ambiente laboral / calidad de información y constante capacitación

Comunicate al xxxx-xxxx y sabé más de nosotros!!!

Con probar no pierdo nada, digo, no tengo un gran espíritu de venta pero al menos no es mi trabajo anterior. O sea, no hay forma de que sea peor. Tras algunos segundos de música instrumental, atiende lo que (imagino) es un hombre de unos 45 años, barbudo, procedente del oeste del conurbano bonaerense, identificado como “Tito” por sus amigos, que prefiere para vestir combinaciones de musculosas manchadas con grasa, pantalones grises con 12 años de uso y sacarse comida de entre los dientes usando las uñas de los pies (previo corte de las mismas, claro) Read More

Diario de un esclavo del dinero

Así comienza:

Buenos días,

Mi nombre es XX XX, estoy interesado en aportar mis capacidades y buena predisposición a este emprendimiento. Soy una persona proactiva, profesional y seria, tengo mucha inclinación hacia el trato con personas, buena dicción y paciencia.

Si usted creen que poseeo las características necesarias para trabajar juntos, podemos concretar una reunión para ultimar detalles

Atentamente, XX XX

Existe algo más patético que una persona que intenta venderse a sí misma? Sí, una que no sabe cómo. Todo ocurrió cuando la empresa de la que dependía mi estabilidad monetaria, decidió dejarme tranquilo en mi casa. Al principio, la movida fue recibida con gran regocijo y alivio, mi mente al fin podía verse libre del horrible tormento por la cual pasaba cinco días a la semana, seis horas diarias. Luego la realidad hizo su entrada en mis planes y me vi sin un centavo, sin trabajo, sin ningún otro título más que el secundario y viviendo de prestado en lo que mis padres. Una joyita de 26 años, barbudo, peludo, con gases y una panza que amenaza con devorarme las rodillas cada vez que me siento… Cada noche, antes de dormir, leo el telegrama de despido:

  • Estimádisimo XX XX:
  • Ya no lo necesitamos como esclavo, le recomendamos no acerque su sucia cara por nuestras dependencias. Rajá perro

Menos mal que logré robarme mucha papelería… Como decía al principio, auto promocionarse es un arte cuyos trucos me eluden. Además de que carezco de la energía para ser entusiasta, paciente y con buena dicción después de completar los formularios de registro en páginas como bumeran o zona jobs. Digo, no es que estén mal pero después de que uno lo hace por octava vez, empiezas a odiarte. Además, es gracioso como la mayoría de los buenos puestos piden gente con experiencia, graduados en tal o cual carrera universitaria y que no superen los 22 años. O yo he malgastado mi vida, o alguien no tiene expectativas muy realistas. Lo peor es que existen esos sujetos. En mi trabajo anterior, del que fui echado como a un leproso, había un flaco que obtuvo su master en psicología a los 20, la licenciatura en literatura comparativa con 23 y el grado summa cum lae de ingeniería eléctrica con 25. Era el portero más sobrecalificado que conocí en mi vida. Mi primera resolución cuando decidí “volver a ofrecer mi fuerza de trabajo” era no repetir antiguos errores. Por antiguos, me refiero a no volver a un call center. ¿Dije que trabajaba en un call center? Eso es negación, según me explicó el portero una vez.

Siempre tuve problemas para definir mi área de trabajo. Vengo de una familia de clase media baja, con recursos pocos pero que nos han permitido existir sin ser la comida de ningún pez gordo pero tampoco para presumir. Soy el único de cinco hermanos que terminó el secundario y también el único que se vió sin hijos al cumplir las dos décadas de existencia. Cuando encontré trabajo como “agente” en un call center, se me hizo difícil de explicar. Esto es lo más cercano que encontré:

imagínate que estas arriba de un carro de madera que es tirado a toda velocidad por una locomotora. No tenés agarraderas, ni otra forma para sostenerse que tus peregnes uñas. También el viento en contra. Además de que alguien te está arrojando naranjas desde el tren, las cuales adquieren una velocidad y potencias astronómicas gracias al milagro de la dinámica. Mientras esto ocurre, estás obligado a explicarle a un inmigrante ilegal en los Estados Unidos, que en su vida vió una computadora, como configurar su modem wireless. Todo esto demostrando ser una persona proactiva, profesional, seria, con mucha inclinación hacia el trato con personas, buena dicción y paciencia.

Con razón nadie entendió nunca lo que hacia… supongo que esta historia continuará (porque sigo sin trabajo)

El infierno, el silencio

Primeras páginas de Blacksad 4

La historia girará en torno a la desaparición de un pianista de nombre Sebastián. Fausto, su productor, contrará al detective John Blacksad para encontrarlo. Aparentemente el querido fotógrafo Weekly del Whats News, volverá a formar parte de la trama (seguramente como contrapunto cómico del, a veces demasiado, melancólico protagonista).

Esta serie emula las viejas historias de policial negro pero usando animales antropomórficos en lugar de Humprey Bogart o Lauren Bacall, como si de un Walt Disney para adultos se tratase.

Las tramas presentadas hasta ahora son más bien correctas y de fácil lectura, dificilmente figurarán entre lo mejor del género. Es el grafismo de Juanjo Guarnido lo que hace obligado el visionado de cada nuevo tomo.

Enlaces externos:

Galería

Primeros tres tomos

Ficha en Guía del Comic