Inception

 La última película del director Christopher Nolan es un vórtice de experiencias e imágenes oníricas tan complejo como simple su trama es. No pretendo hacer hincapié específico en las peripecias y desventuras en que se sumerge el personaje de Leonardo DiCaprio por lo que este artículo debería poder ser leído sin haber visto antes el filme. Igual, no me fío de mis palabras.

 Estructura narrativa

 Nolan parece seguir al pie de la letra un manual, tal vez escrito por sí mismo, sobre cómo hacer thrillers. Estoy seguro que allí figuran entradas como historia sencilla=narración compleja y al revés o tres secuencias de acción funcionando al mismo tiempo en pantalla agregan complejidad. Porque eso es exactamente lo que encontramos en Inception, pero también en Memento y en The Dark Knight. Esto es llamado, por aquellos que afirman ser críticos de cine, marcas de autor: pretensiones, ideologías, informismos obsesivos y demás parafernalia que sólo tiene lugar en la película porque al director le gustan. Lo podemos ver claramente en Tim Burton y sus formas retorcidas, en los diálogos chispeantes de Woody Allen o en la cámara en mano de Michael Mann.

¿Te conté sobre Lenny?

 Memento fue el segundo filme de Nolan y el que captó la atención de todo el mundo. Contada en bloques de cinco minutos, la historia seguía a un hombre perseguido por la culpa y obsesionado con atrapar al asesino de su mujer. Sí, parece una descripción muy al uso y sin gracia. Lo interesante pasaba por la forma del relato: un laberinto de cajas chinas complejo que exigía la mayor atención posible del espectador. Veamos si me explico: en cine hay dos líneas temporales, el tiempo como es percibidos por los personajes de la narración y el real, la hora y media dos horas que nos lleva mirar la acción en pantalla. Memento jugaba a hacernos ir contra la corriente desde el principio, el final de la historia para los personajes era el principio del relato para nosotros y así hacia atrás. Dentro de este esquema, las escenas se sucedían una delante de la otra conduciendo a un climax magistralmente sorpresivo con un giro de tuerca que obligaba a un segundo visionado de la película. Lamentablemente, Nolan intentaría crear otras vueltas de tuerca en sus futuros filmes pero ninguna tan excelente como aquí, y la mayoría innecesarias.

 Para que esta apuesta formal funcione, la identificación con el protagonista era ideal. Nolan y su hermano (autor del cuento corto original sobre el que se basa el guión), hacen que el protagonista, Leonard, sufra de amnesia de corto plazo. Un tipo de problema neuronal en donde el sujeto no puede adquirir nuevos conocimientos ni experiencias. Recuerda todo lo previo al accidente que lo pone en esa condición pero su memoria falla en retener cualquier otra cosa. Leonard se ve obligado a actuar por instinto: si pierde la memoria mientras corre, continúa haciéndolo porque sabe que existe una razón para ello (aún cuando nunca la sabrá con seguridad). Entonces nosotros como espectadores nos vemos arrastrados en esta lucha de tensiones y frustraciones y en la búsqueda de un asesino que parece tan imposible como confiar en los demás. 

 Otro punto importante, es que Nolan contó su historia con introducción, nudo y desenlace como cualquier narración clásica. Lo único pervertido era el tiempo del relato. Otros realizadores, como Gaspar Noé, no entendieron este punto y presentaron obras como Irreversible donde el relato avanza desde la sordidez del final de la historia, hasta el tranquilo carrusel del comienzo. De no contar con la explícita escena de violación, esta película hubiera pasado al olvido total por su confusa peripecia y pretenciosa ejecución 

 Con The Dark Knight, el director demostró un mejor pulso para las escenas de acción y pelea (confusas en la primera Batman) y una habilidad para el planeamiento envidiable. También demostró que sabe cómo agarrar al espectador desde la primera escena y no soltarlo hasta el final. Inception es mucho menos ambiciosa en cuanto a planeamiento de las escenas, cuando uno mira la segunda aventura del encapotado vemos que ocurren tres o cuatro acciones en simultáneo, todas ellas importantes para la progresión narrativa. Así la trama adquiere un nivel de complejidad que ha significado el éxito de crítica y público alrededor del mundo. En esta nueva película, el exceso de explicaciones (un lastre que acarrea el director desde siempre) ya hacen de por sí complicada la trama por lo que Nolan plantea una sola triada simultánea (el climax) en donde vemos tiros, peleas, explosiones, persecuciones, gente desangrándose y mucha violencia. Personalmente, considero una ventaja esta reducción ya que no es necesaria para el caso de Inception y es bueno saber que Nolan sabe adaptar sus gustos a cada historia. Veremos qué ofrece para Batman 3

El curioso caso de Leonardo DiCaprio

Acá sí pueden haber spoilers

Alguien debería recomendarle a este actor hacer una comedia. No es que no lo considere uno de los mejores actores de hoy, ni tampoco le niego haberse labrado una carrera interesantísima y despegado de su imagen de teen idol… pero, en serio, debería relajarse un poco. Tres de sus últimas películas, lo muestran como el peor esposo del mundo. En Revolutionary Road, su mujer (Kate Winslet) se suicida porque no aguanta la monotonía de su vida marital, dejándolo no sólo viudo sino a cargo de sus dos hijos pequeños. En Suther Island, DiCaprio es un USmarshall cuya, mentalmente inestable, esposa ahoga a sus cuatro hijos para después pedirle que la mate. En Inception, el personaje de Mal, la pareja de DiCaprio, comete suicidio al no poder distinguir entre la Realidad y el Sueño, dejándolo a cargo de sus hijos pequeños. ¿Tan difícil es la convivencia con esta multi mega estrella que es preferible la muerte antes que soportar sus eructos intestinales? Creo que las mujeres deberían pensárselo dos veces antes de tener algo con el protagonista de Titanic…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s