Juan Verdaguer

Estadísticamente, el 100 por ciento de los divorcios comenzó con un matrimonio.

Mi esposa y yo tenemos el secreto para un matrimonio feliz:
Dos veces a la semana vamos a un restaurante y disfrutamos de una rica comida y un buen vino.
Ella va los martes y yo, los viernes.

Siempre llevo a mi mujer a todas partes.
Lo malo es que ella siempre encuentra el camino de regreso.

Le pregunté a mi mujer adónde quería ir para nuestro aniversario.
Ella me dijo:
“A algún lugar en el que no haya estado hace mucho tiempo”.
Así que le sugerí la cocina.

Con mi mujer siempre caminamos tomados de la mano.
Si la suelto, se va de compras.

No me gusta hablar de la gente que me invita a comer, pero si en esta cena la sopa hubiera estado tan caliente como el vino blanco, el vino hubiera tenido la edad de la gallina y la gallina no hubiera sido tan corva como los dueños de casa, la cena hubiera sido un éxito

No he discutido con ella en 18 meses.
Es que no me gusta interrumpirla.

Mi mujer tiene una tostadora eléctrica, una freidora eléctrica, una exprimidora eléctrica, una cafetera eléctrica y una batidora eléctrica.
Un día, se quejó: “hay tantos electrodomésticos que ya no queda lugar Para sentarse”.
Entonces le compré una silla eléctrica.

En una fiesta de mucha pompa, una señora de clase alta dijo indignada: “No me explico por qué los árabes y los judíos no arreglan sus diferencias como verdaderos cristianos”.

La última pelea fue culpa mía.
Mi mujer preguntó: “¿Qué hay en la tele?
Y yo dije: “Bastante polvo”.

El otro día le dije:¿Sabes, querida? Cuando hablas me recuerdas al mar.
¡Qué lindo, mi amor! No sabía que te impresiono tanto.
– No me impresionas… ¡me mareas!

Me he pasado la vida estudiando el humorismo desde todo ángulo posible: psicológicamente, fisiológicamente, biológicamente, antropológicamente y estúpidamente.

Ella sabe que soy sensible. Aún así, ayer me preguntó:
– Querido, cuando me muera ¿vas a llorar mucho?
– Claro, sabes que lloro por cualquier tontería….

El mes pasado ocurrió un percance en la cocina y comenzó a salir una humareda negra.
– ¡Auxilio, socorro! ¡Amor, que llamen a los bomberooos… se quema nuestra casaaaaa!, gritaba mi mujer.
– ¡Shhhh!… Silencio, mi amor, ya llamé, pero no grites tanto. Qué necesidad hay de despertar a tu madre?!!

Papá era tan pobre que cuando pagaba el alquiler dos meses consecutivos, la policía llegaba a preguntar cómo había conseguido el dinero.

La otra noche fuimos a cenar románticamente a la luz de las velas. Mi mujer, de pronto, me dice:
– Mira, el joven de la corbata roja me está sonriendo.
– ¡Bah! La primera vez que te vi, yo también me morí de la risa.

Está probado que en USA un hombre es atropellado cada tres minutos. No me explico el aguante de ese hombre

En un día de un calor bárbaro, el marido sale del baño y le dice a su mujer: Gordita, hace mucho calor y tengo que cortar el pasto. ¿Qué crees que dirán los vecinos si salgo desnudo? Que probablemente me casé contigo por dinero.

Juan y María se encontraron por primera vez en la playa. Se miraron, se enamoraron y muy rápido se casaron. En la noche de bodas, Juan le dice a María:
Querida, de hoy en adelante te llamaré Eva. ¿Por qué? Porque eres mi primera mujer. Bueno, qué bien, entonces yo te llamaré Fiat.¿Por qué? Porque eres el 600.

Dos viejas amigas estaban charlando y una le dice a la otra, debo confesarte que mi marido es 100 % impotente. La otra le responde:-El mío es 200 %. -¿Y cómo es eso? -Por que esta mañana en el desayuno se ha mordido la lengua.

Para dedicarse al teatro, hay que saber hacer algo, y yo se hacer algo. Hay que tener audacia, y yo soy audaz. Hay que tener talento, y yo soy audaz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s