LOS PROFESIONALES I, ep. 01

Por Carlos Giménez

A partir de hoy, y todos los domingos, iré subiendo episodios individuales de esta obra cuyo autor es, al menos para mí, uno de los más grandes de la historieta mundial. Sí, sí, sí, ya sé, lo pueden conseguir todo completo en un sólo click pero… siempre me gustaron las aventuras con continuará. Además, las empresas románticas e inútiles son las mejores 🙂

Carlos Giménez, o la invención de la memoria

(fragmento del texto de Antonio Lara que sirvió de introducción para el primer tomo de esta obra)

Hay personas que saben contar; han aprendido los mil y un secretos para valorar los hechos menudos, los perfiles humanos, los rasgos diferenciales. Otros carecen lamentablemente de esa vieja sabiduría; se atropellan al ordenar los hechos, confunden unos con otros y, por último, ignoran cómo terminar y dónde poner la guinda al pastel. Carlos Giménez, no hace falta decirlo, sí sabe hacerlo, y de qué manera. Sus historias empiezan donde deben, contienen los elementos justos y prescinden de lo innecesario, hasta terminar, fatalmente, sin posibilidad de que haya otra solución, salvo la que él ha elegido, exactamente donde debían concluir. Cuando decimos que Carlos es un magnífico dibujante —que lo es, y vale la pena repetirlo mucho— quizás estamos cometiendo una pequeña injusticia, porque buenos dibujantes hay bastantes, mientras que dibujantes capaces de narrar con sus imágenes, la verdad, hay muy pocos. Y esto es evidente. Carlos Giménez es uno de los que gradúa la información, impecablemente construye estructuras narrativas modélicas, hace progresar la línea de interés sin baches y dirige el relato con arreglo a un conocimiento viejo, obediente a las órdenes de la memoria, al control del olvido y de la pasión acumulados.
«Los Profesionales», esta magnífica serie que ahora se reedita, constituyen, a mi modo de ver, un ejemplo excepcional de todo lo que afirmo. Cuando empezó a publicarse, cada una de las entregas era motivo de general regocijo entre los aficionados y entusiastas de la obra de este trabajador de la imagen —como él prefiere que le llamemos— porque las semejanzas entre realidad e imaginación, eran, son, tan claras que resultaba imposible resistir la tentación de ponerle nombres y apellidos a cada una de las entrañables figuras animadas de su obra. Pero esto, que es tan fácil y está tan al alcance de los enterados y de los que están en el ajo, se convierte en un error, en el fondo. Que Fiistrup sea… o el otro recuerde a tal… y fulano a aquel… Que, caramba, resulta que… es sólo una de las caras de este trabajo de Carlos y, quizás, ni siquiera la más importante, espejos de la calle del Gato que, cual nuevo Valle Inclán, distorsionan la realidad para poder apreciarla mejor después. Yo comprendo, y respeto, las reacciones entusiastas de muchos dibujantes, compañeros de fatigas de aquella época, y sus emocionadas respuestas ante estas historias picarescas, que reflejan un tiempo perdido y lo recrean con gracia y sentido del humor, con dibujos incisivos, directos, que sacrifican la belleza a la eficacia narrativa. Sin embargo, —y, como lo creo, me siento incapaz de decir lo contrario— me parece que el mayor atractivo de estas páginas no está en la evocación proustiana y sentimental, aunque esto sea, en sí, muy valioso. A mi modo de ver, lo más interesante de esta creación del artista madrileño —artista, sí, ¿por qué no?— es su fabulosa capacidad para seleccionar su recuerdo y organizar sus vivencias, para ofrecernos una crónica de la realidad, apoyada en la pequeñas cosas, en las menudencias compartidas.
Nada más lejos de una obra de tesis, con los dados cargados y los resultados consabidos, redimidos por la noble intención apologética que estas páginas de «Los Profesionales». Lo que aquí vemos y oímos —los diálogos nos traen el eco de la jerga profesional, la impotencia de los que no ven ninguna salida en el horizonte, la labia de los picaros…— es un reflejo complejo de la vida diaria, de la existencia cotidiana, miserable y necesaria.

Continuará…

Enlaces externos:

Descarga CBR para leer mejor los comics

Sitio oficial de Carlos Giménez

Mujeres en ropa interior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s