Im a fucking dreamer men, but im not the only one.

Anuncios

Diario de un adicto al dinero (temporada dos)



Debo haber sido maharaja en mi otra vida. De esos que dormían con 70 virgenes por noches y disfrutaban de los placeres más exquisitos y prohibidos del mundo. Es la única explicación posible para que en este momento, me encuentre destapando un inodoro sin más ayuda que un fósforo usado. Sí, debo haber tenido una maravillosa vida pasada.

Mientras mis manos se hundían en no-quiero-saber-qué y el sudor me caía de la frente cual cataratas del niágara, tuve que preguntarme: ¿qué desdicha del destino cruel, juego fortuito de la suerte, me había puesto en esta situación?

Tras perder dos trabajos en un mismo año, mis energías estaban enfocadas a empezar el nuevo año con mejor karma. Pasada las semanas de fiestas navideñas y findeañodeñas (en donde mi nivel de intoxicación hizo que mi alcohol tuviera un dos por ciento de sangre en el cuerpo), comencé el ritual antiguo de autopromocionarme. Tan mal no me fue porque en menos de dos días, tenía pautada una entrevista para un importante call center de atención al público.

La entrevista era a desarrollarse en una selectora de personal temporario. Entré a una pequeña antesala de varias sillas donde tuve que completar un formulario que me preguntaba exactamente lo mismo que había detallado en mi c.v. Junto a mí tenia sentado a Oscar, un corpulento turco de unos cuarenta años que no paraba de hablar del tiempo que había pasado en la cárcel por pedir pollo a la naranja sin el pollo y sin la naranja (una clara violación al código 45-67, párrafo 8, sección 27, del Reglamento de Convivencia pautado por la Industria Gastronómica y Afines) (conocido en la jerga del negocio como “ser un cliente pelotudo”). Escuchado mi nombre me acerqué al escritorio de una muy amable señora de las cuatro décadas que me dijo:

Ay! Pero qué maravilla! Sí, este proyecto es para vos. Mirá! Trabajás de lun a vier, cinco horas, con un básico de 3000! Además vos tenés experiencia como soporte técnico y data entry! Sí, esto es ideal para vos! Y la incorporación es in-me-dia-ta ya que hay una sola vacante!

Quise saber quién era su dealer.

Me programó una entrevista con la responsable de recursos humanos de la empresa para el otro día. Esta vez se trataba de una niña de apenas dos décadas que tenía un extraño aire al dueño de la empresa (cuya foto ví en el lobby, en un cuadro enorme que lo enfocaba sin remera, del ombligo hacia arriba). Me dijo:

Ay! Pero qué maravilla! Sí, este proyecto es para vos. Mirá! Trabajás de lun a vier, cinco horas, con un básico de 3000! Además vos tenés experiencia como soporte técnico y data entry! Sí, esto es ideal para vos! Y la incorporación es in-me-dia-ta ya que hay una sola vacante! Te anoto acá para que veas a la psicologa y después venís y hablás con la súper-visora del proyecto!!!

La psicóloga era una mujer de pasadas por largo las cuatro décadas, consumida por el cigarrillo y el alcohol y sin casi resistencia a la luz. Me dijo:

¿Qué tienen en común una mosca y un árbol?

Que hay una n en ninguno y una a en ambos respondí.

La entrevista con la Súper-visora me causó dos impactos. El primero fue comprender que entraba un rayo de luz esperanzador en mi vida, que finalmente había logrado la promesa de una estabilidad tanto económica como mental, esto significaría mi propio oasis personal del ruido, la podredumbre y la escases del mundo moderno. Ella me dijo:

Ay! Pero qué maravilla! Sí, este proyecto es para vos. Mirá! Trabajás de lun a vier, cinco horas, con un básico de 3000! Además vos tenés experiencia como soporte técnico y data entry! Sí, esto es ideal para vos! Y la incorporación es in-me-dia-ta ya que hay una sola vacante! [suena el teléfono] Disculpame un segundito… ¿Hola? Luciana, mi vida, como estás?!… No! en serio? Hoy te echaron? No, no llorés, no es necesario que vuelvas a la casa de tus viejos en Palmas del Pilar. [me clava la mirada y susurra] Acá hay un puesto disponible… Seguro, vos sos mi mejor amiga, no? Dame un segundo [apretó unos números en su teléfono y mientras me miraba casi sin pestañar dijo:] Seguridad? Sí, necesito que echen a alguien a patadas.

Y ahí fue el segundo impacto…

Tu bi contiñiu

Jazz Blanco: el agotamiento físico

James Ellroy es dueño de un estilo directo y contundente que le ha granjeado su fama como uno de los maestros del policial negro americano. Su larga trayectoria en las letras y aceptación por parte del público, ha hecho que varias de sus obras hayan conocido adaptaciones cinematográficas. Estoy hablando, por supuesto, de verdaderas pastillas para dormir como L.A. Confidencial y La Dalila Negra.

Sabía de la existencia de este autor pero no había tenido la posibilidad de hacerme con uno de sus libros, hasta que en una mesa de saldos pude dar con Jazz Blanco por apenas ocho pesos (y un globo de regalo). La novela es la última parte del llamado “Quarteto de Los Angeles“, una trilogía extendida (o quinteto reducido, como quieran) sobre los ires y venires del departamento de policia de Los Ángeles entre 1947 y 1958. Si bien son independientes, muchos personajes se repiten o adquieren mayor protagonismo según la obra. Jazz Blanco es considerada como una secuela directa de L.A Confidencial ya que retoma a los personajes del jefe Exley y Dub Smith (de L.A Confidencial) y mantiene la trama de los policías boxeadores (los protagonistas de la Dalia Negra también).



La historia arranca con David Kleim policía corrupto y amoral que tiene que debatirse entre sus amistades con la mafia (Mickey Cohen, persona real ya usada por Ellroy en L.A) y las presiones de las diferentes fuerzas dentro de la DPLA (David queda en medio del fuego cruzado entre los departamentos de Exley y Smith, rivalidad que vió su génesis también en L.A). Además, hay una femme fatal por la que daría su vida y una hermana con la que mantiene una complicada relación incestuosa. Ellroy narra desde el punto de vista de Kleim con un estilo duro y conciso que lo lleva a crear frases de apenas dos o tres palabras, casi telegramas o haikus que chorrean sangre. Esto es un gran acierto ya que agiliza enormemente la lectura y permite una mayor interacción con el lector.

El problema que estoy teniendo con la novela es que los giros argumentales, las vueltas de tuerca y los conflictos a punto de estallar son tantos que me veo completamente agotado con cada parte que leo. Voy nada más que 180 páginas (de casi 400) y la angustia que me provoca el lento avance de la trama principal (la investigación de un altercado en el domicilio de un traficante que es también soplón del FBI) llegan a límites desesperantes! Si era intención del autor agobiar al lector, lo consigue con creces. Uno necesita de una cerveza helada y un baño refrescante después de tan solo leer la primera parte (de cinco). Para colmo de males, decidí comenzar esta novela en pleno verano con unos 35 grdos de sensación térmica. En mi vida había transpirado tanto con sólo estar sentado abajo de un aire acondicionado. Esta novela es tan demoledora que ya ni quiero acercármele pero me tienda la poderosa imagen del vacío que presenta. Es un vicio. Agotador. Desesperante. Insufrible. Si alguna vez llego al final, me consideraré un hombre rico… o un idiota al que algo tan abstracto como una novela lo desespera al punto del suicidio.

Lo que ocurra primero.

ACTUALIZACIÓN: Lo terminé!!! Y salí peor de lo que imaginaba. Totalmente recomendable

Fuga de cuasi cerebros: guionistas se mudan a Francia

Hay guionistas imbéciles. Tipejos que, más allá de su capacidad en el teclado, se consideran superiores a los demás integrantes del producto final. Hombres, y mujeres, para los que el director, el dibujante o el iluminador no son más que un aditivo innecesario a sus grandes obras maestras. Uno de estos imbéciles debe tener algún pariente en el gobierno Francés, de lo contrario, no se entiende que le pidan a Albert Uderzó  203.000 euros en concepto de regalías por los 24 tomos de Asterix el Galo que se publicaron con guiones de René Goscinny. De acuerdo con la resolución de la hacienda francesa, Uderzó fue apenas un ilustrador que no pinchó ni cortó en la creación del personaje ni en el desarrollo de sus historias y por lo tanto no merece ver un centavo de lo que estas aventuras, y sus derivados, hayan generado.

Se prevée que muchos idiotas estarían emigrando a Francia, un país que considera al guionista como un auténtico dador de vida. La nota original acá.

Por tutatis que están locos estos franceses!!!

PD: no, Dan Brown no tiene nada que ver pero sigue siendo un idiota.

reseña: Oktober Harvest

“Mi padre solía golpearme con su cinturón, mientras todavía lo traía puesto”

Portada original a cargo de Elías Farinas y Compañía

Argumento El pequeño pueblo de Serpico ve su apacible e idílica existencia amenaza por el anuncio de la instalación de un imponente centro comercial en plena calle principal. En medio de una protesta de vecinos contra la obra en construcción, muere el joven Peter Cantropus en un confuso episodio. El periodista Roland MacDonald iniciará una investigación para dar con el culpable que destapará toda una ola de sucios secretos, corrupción,  muerte, mujeres fatales y más corrupción y más muertes oculta detrás de la fachada de moral y buenas costumbres.

El autor Paul Stone escribió, en 1956, la obra más recalcitrantemente anti-capitalista jamás concebida por norteamericano alguno. Adelantado al tono de denuncia beatnik de los setenta, Stone aporreó el american way of life desde todos los ángulos posible y se mofó de la castradora doble moral de su país natal. No es casual que el protagonista de esta obra comience hablando con frases del estilo “la familia es la base fundadora de nuestro modo de vida americano, y es nuestro deber acercar este pensamiento a los países de menor rango intelectual como Canadá” para después terminar convertido en un férreo partidario troskista-lennista-marxista-guevarista-maoistala destrucción del capital y el estado.

La crítica es obvio que estamos ante una obra creada milímetro a milímetro para provocar a sus lectores y promover las ventas por medio de la indignación popular (algo similar a lo que pasó con el Código DaVinci). Y soy, tanto autor como novela, son unos absolutos olvidados de las letras americanas no es por su filiación comunista sino, simplemente, porque nadie los leyó. Después de las primeras semanas en donde el libro juntaba polvo en las bateas, Stone le envió una copia al senador McCarthy esperando que lo sumara a su conocida caza de brujas. Pero este funcionario público ignoro los pedidos del escritor (recordemos que este funcionario aspiraba a suprimir los semáforos porque consideraba que ningún buen americano debía detenerse ante un símbolo netamente comunista). Ni siquiera la inclusión de una lista de todos los dobles agentes americanos en Rusia logró alguna controversia.

Fragmento Estoy cansado. Harto de un mundo lleno de sin sabores y desgracias: Una idea: irme. Una meta: lograr iluminar a mis compatriotas. Sacarlos de su error de cajas luminosas. Sueños húmedos en los retretes de un supermarket. Dioses de neón y baterías las 24 horas. Quise empezar por mi madre pero lleva 33 años muerta. Tal vez sea por eso que casi nunca hablamos. Tengo el arma en mi bolsillo. En cualquier momento comenzará la casería.

Extra data tras el fracaso de Oktober… Stone trató de llevar su libro a Hollywood con la esperanza de convertirlo en una película. Tras muchos años de frustración y rechazo, logró que gente de la Fox se interesara en el proyecto. Pero los productores introdujeron tantos cambios que transformaron a una obra sobre el nacional socialismo en Karate Kid II. Hoy por hoy, Paul Stone malvive trabajando como memoria ram de 512 megas en un cyber de Minessotta.

Críticas al paso

The social Network

2010 / USA / 120 min / Dir. David Fincher / Jesse Eisenberg, Andrew Garfield

La película sobre cómo se gestó uno de los fenómenos sociales más discutidos (tanto a favor como en contra) del siglo. Intenso filme de aborda temas como la soledad del genio, la angustia del mundo capitalista y la digitalización de la vida. “En Bosnia no tienen calles pero tienen facebook”. Muy bien actuada y mejor dirigida la única contra de esta película está en la caracterización de la dupla protagonista: hay un gran esfuerzo por hacer quedar a Saverin como el chico bueno y Zuckerberg como el malo. Y les resulta.

Paco

2010 / Argetina / 128 min / Dir. Diego Rafecas / Tomás Fonzi, Norma Aleandro

Buenas intenciones, un reparto bien armado y con buenos talentos, enorme posibilidades de hacer una gran película ¿qué falla? Las medias tintas, el querer no molestar, una película de denuncia que se queda a mitad de camino y no termina de clarificar sus opiniones es un despropósito. Todos los clichés de la corrección política están presentes (corrupción, traiciones, la falsedad de la clase media, el descreimiento de las instituciones) pero son tratados tan livianamente que algunos hasta se reducen a una escena anecdótica. Funcionaría mejor si el director y guionista se hubiera decantado por contar solamente sobre el duro camino de la rehabilitación. Abarca mucho y poco aprieta.

Doctor Who: A Christmas Carol

2010 / Inglaterra / Dir. Toby Haynes / Matt Smith, Michael Gambon, Katherine Jenkins

Volvió el Buen Doctor y su optimismo a prueba de balas! No hay desafío imposible, no hay dificultad insondable, siempre que tengas un destornillador sónico. El especial navideño del Doctor Who ofrece todo lo que un fanático del personaje desea: frases ingeniosas, soluciones mágicas a problemas profundos, decentes actuaciones, algún golpe bajo y mucha diversión.

Parodias eróticas

La industria del porno y tu imaginación

¿Sabían que los primeros lanzamientos en VHS, DVD y Blue Ray fueron producciones pornográficas? Esta industria es quien decide el próximo formato de audio y video en el que se comercializarán éxitos de taquilla como Piratas del Caribe o Arma Mortal IV, básicamente porque tienen más consumidores. El dinero anual alcanza cifras bastante elevadas en conjunto pero, sorprendentemente, no encontramos grandes estudios o empresas monopolizadoras y siempre está surgiendo alguna nueva productora. ¿La razón? Empresas como Hustler o PlayBoy salen a competir de igual a igual con algún ignoto italiano que graba videos de su esposa mientras esta hace los deberes con el jardinero. La competencia es más equilibrada ya que nadie puede monopolizar el sexo.

Como evidentemente no hay ningún resquicio legal que le impida a nuestro italiano agarrar su celular y dejar constancia audiovisual de sus cuernos, las grandes productoras han tenido que salir al ruedo con fuertes inversiones para sus películas. E incluso han tenido que inventarse sus propias super estrellas (como Tori Black o Evan Stone, quienes tienen tanto poder y status como un George Clooney o Robert Downey Jr) (eso sin mencionar a Sasha Grey quien ha transcendió el medio por completo). Esto les sirvió durante un tiempo hasta que la consolidación del poderío geek trajo la solución tan ansiada: parodias pornográficas de éxitos de culto. Tan cierto, como fue al ser escrito.

Los títulos son tantos que abruma verlos reunidos pero pongo acá un tímido intento de compilación. Están The Big Bang Theory, Scrubs, Star Trek, The A-Team, Wonder Woman, Superman, Batman, Justice League, etcétera pero eso son las más “normales”, después encontramos auténticas bizarreadas del gusto por la carne como esta, esta y esta otra.

Pero lo que riza el rizo, y lo que motivó a que escribiera esta entrada, es la más ridícula, estúpida e innecesaria de todas las parodias eróticas del universo: The Simpson A XXX Parody!!!

¿Existe algo menos erótico que una mujer pintada de amarillo y con una peluca de dos pesos con cincuenta de color azul? Es un mundo extraño…

 

ACTUALIZACIÓN: El buen amigo Frabrizio se ha visto un par de estas y ha decidido compartirnos su opinión:

Un morbo desaprovechado

Me he visto un par de estas tan comentadas parodias tripleXXX más por curiosidad que ganas del clásico “metayponga”. Lo cierto es que no serán el referente de un modo de hacer pornografía y cualquiera de las situaciones recreadas bien se pueden encontrar en muchos otros títulos. La proliferación de estas películas, y su éxito, se debe a que despiertan un morbo enloquecedor en el espectador, que siempre ha querido ver a su super héroe favorito entregado a las actividades venéreas. Acá no existe la típica identificación “actor-espectador” que ha hizo grande a la indstria; acá tenemos bien en claro que son esos personajes que admiramos y amamos en nuestra niñez los que están metiéndose una sandia en las partes. Y digo de la niñez porque puede verse el deseo de adaptar al género aque Batman de Adam West, el Superman de Christopher Reeves, etcétera. El mayor problema está en que se trata de una porno. Hay un argumento, una razón de ser para la historia, un contexto, un por qué, pero enseguida los personajes están por completo desnudos haciendo lo que hace cualquiera. Los realizadores no han llegado a comprender que el verdadero morbo no está en los actores, sino en la iconografía que llevan puesta. Algunos así lo querrán, así pueden seguir aferrados a sus imaginaciones (entre otras cosas).

Visto por ahí

Corrientes al 2000 y pico. Cuando lo ví de lejos dije “¿y lo anuncian así?, ¿tan displicentemente?”, después pensé que podía ser la obra de algún tipo de artista callejero conceptual vanguardista. Supongo que José María Bermúdez de Castro estaría interesado en sus servicios…

Subte. Mientras que a mí me invaden los mosquitos…