Superman Lives

Dentro de poco habrá nueva película de Supermano. No que me interese pero es una realidad innegable. Y recordé uno de los chistes más grandes alrededor de esta franquicia: los entretelones del reinicio planeado para 1999 que involucró las fantasías ególatras de tanto Kevin Smith como de Tim Burton.

El final de la década, el comienzo del milenio.

Los buenos dividendos que estaban dejando las películas de Batman hicieron que los ejecutivos de la Warner dieran luz verde a una quinta película de Superman que llevaría por título “Reborn”  y buscaría basarse en la popular saga de la muerte del personaje. Esta historia había triplicado la cantidad de ventas mensuales del título y los productores buscaban llevar ése éxito a la pantalla grande. Se decidió que los villanos serían el clásico Lex Luthor, Brainiac y, claro está, el devastador Doomsday (responsable en los comics de haber enviado al kriyptoniano al patio de los callados).

La primera versión del guión incluía la muerte del personaje y su alma impregnando a Lois  Lane quien, tres días después, da a luz a un bebé que en apenas unas semanas alcanza los 21 años de edad, asume el legado de su padre y da por culo a la bestia de marras. Por algún motivo desconocido:) los productores decidieron hacer una segunda versión ya que la primera no los convencía del todo. Gregory Poirier desecha el plot del hijo y plantea una historia donde Brainiac es el villano principal, Doomsday su fiel mascota de músculos, hay muerte, resurección y final con tutti.

Todavía sin estar convencidos, la Warner decide llamar a Kevin Smith para que lea el guión y aporte sus ideas. Esa experiencia pueden verla acá:

Superman Vives

El guión de Smith está cubierto por la influencia de Peters y eso se nota en la enorme cantidad de conseciones que el escritor hace respecto de su historia original: desde los osos polares, la araña gigante, hasta el robot gay y el hecho de que Superman no vuela sino que “se escucha un sonido como una explosión sónica y luego un rayo rojo y azul atraviesa la pantalla”. Todas imposiciones artísticas que vuelven ridículo el guión.

Dejando esto de lado, Smith desarrolla algunas ideas interesantes y que valen la pena ser rescatadas. Primero, Lois ya sabe la identidad secreta de Superman por lo que no hay que soportar escenas de dudosa comicidad con un Clark haciendo de idiota ante la reportera. Ambos están juntos como pareja, por lo que no hay tensión sexual en ese sentido (en el guión de Poirier, el personaje se debatía entre revelar sus sentimientos a la muchacha o callarlos para protegerla). El conflicto amoroso está planteado sobre si deberían seguir adelante con su amor o separarse por el bien superior, dado que los deberes maritales podrían separar a Supes de su misión. Esto, que suena estúpido para cualquier persona pensante, nunca había sido retratado en la pantalla grande por lo que aspiraba a ser un tópico cuando menos original.

Segundo, más allá de las limitaciones, hay una historia épica ocurriendo en pantalla. Todo comienza cuando Brainiac recibe un mensaje que Lex Luthor envía al espacio pidiendo ayuda alienígena para destruir al hombre de acero. Mientras, en la Tierra corre el debate acerca de la legalidad de los súper seres y el peligro que estos representan de andar libres por donde quieran. Superman es un personaje mucho más activo que en previas (y futuras) encarnaciones fílmicas: luego de detener un intento de secuestro al gobernador, acude al departamento de Lex Luthor y lo acusa de haber planeado todo. Aunque no tiene pruebas, Kal-El se conforma con humillar a Luthor y dejarle en claro que no se anda con chiquitas. La alianza Brainiac Luthor logra bloquear la llegada de luz solar sobre Metrópolis y desatar a la bestia Doomsday. Sin su fuente de energía y a manos de tremenda bestia, Superman muere en brazos de la mujer que ama.

Acá la película se dispara por dos frentes: en una parte, tenemos a Luthor vendiéndole al mundo que Brainiac es el nuevo héroe que los protegerá, mientras que ambos tienen planeas que incluyen traicionarse mutuamente y reinar a piachere. Además, Lois y sus compañeros del Daily Planet comeienzan una exahustiva investigación para revelar al mundo la verdadera cara de los villanos. Por el otro, tenemos la resurección / peregrinaje de Superman junto a El Erradicador, especie de enfermero krytoniano que termina sacrificandose para destruir el satélite que bloquea el sol. Ocurrido esto, el resto es coser y cantar para el hombre de acero y sus secundarios.

Si bien cuenta con todas estas contras mencionadas anteriormente, el guión tenía buenas posibilidades de por su manejo de los diálogos, una caracterización interesante del trío Super / Lois / Luthor y un tratamiento adulto de la trama.

El país de las maravillas

La entrada de Burton como director se debió a que los productores volvieron a confiar en él para hacer con Superman lo mismo que hizo con Bats. Años antes, luego de Batman II, esos mismos productores lo convencieron para que desistiera de realizar una tercera parte de la saga más que nada porque entendían que el retorcido universo burtoniano era difícil de congeniar con la cajita feliz de macdonalds, suena tan estúpido como real.

Burton no estaba pasando su mejor momento creativo: Mars Attack fue un enorme fracaso tanto de crítica como de taquilla y la gente empezaba a desconfiar de su talento. Por esas fechas comenzaba una tormentosa relación con Lisa Marie; a la cual gustaba de fotografiar con alambres y clavos en el pelo (dato freak innecesario). Ni bien llega al proyecto, exige que una modalidad de contrato en donde no importa si la película se hace o no, él cobra sus 10 millones igual. Después desecha el guión de Smith y trae a Wesley Strick para rearmarlo.

La historia ahora tenía a un Superman solitario y melancólico debido a su incapacidad para entender la vida de los seres humanos (porque Burton quería dejar bien en claro que el personaje era un alien). No había tensión amorosa con Lois debido a la tendencia del director por la asexualidad de sus criaturas. Se conservó al trío villanístico y la mentada muerte / resurección del personaje.

Este fue el único proyecto que tuvo un candidato firme para interpretar al héroe: Nic Cage. A quién nadie quería como el hombre de acero pero que venía metiendo hitazos de acción uno detrás del otro. Además, Cage es un fanático de los comics y su entendimiento del personaje hizo que buena parte del fandom le diera el visto bueno. Burton realizó algunos diseños para Brainiac (una especie de Jack de Pesadilla antes de Navidad pero verde) y sus conceptos para el Superman revivido hicieron temblar a los diseñadores.

La película comenzó pre-producción pero el guión no estaba ni terminado y era necesario realizarle varios cambios. Esto no importó a Burton que siguió adelante pero sí a la Warner quienes prefieron darle sus diez millones (Nic Cage también recibió  similar cantidad) y, con la mitad de los trajes hechos y escenarios finalizados, cancelaron la producción.

La megalomanía de Burton respecto al tema dió origen a esta divertida anécdota entre él y nuestro gordito adorable Kevin Smith:

Para finalizar

Dan Gilroy presentó un guión que era una mezcla salvaje de los anteriores y también fue puesto a congelar. Años más tarde, J.J. Abrams parió Superman Flyby que también sería encajonado porque la Warner pensó que la propuesta de Bryan Singer sería mucho mejor. Lo único que quedó de Flyby fue Henry Cavill, el mismo que convocado por el director de 300 (apoyado por Christopher nolan) para The Man of Steel reinicio cinematográfico que contará de cero una hisotria por todos conocida…

Curiosidades

Además de Cage, otros actores considerados para el rol fueron Russel Crowe y Sean Penn

Kevin Spacey firmó para ser Lex Luthor, finalmente dió vida al personaje en la versión de Singer

Sandra Bullock fue la única anunciada oficialmente como en “negociaciones” para ser Lois Lane

Más diseños para la versión de Burton acá y acá

Parece que el bueno de Tim no se ha expresado respecto a su paso por la franquicia. Lo cierto es que fue contratado, y despedido, por hacer exactamente eso que lo caracteriza (y que ahora lo ha vuelto una caricatura de sí mismo)

Dentro del mundo del comic, el principal opositor a la elección de Cage fue Dan Jurgens. Justamente el ideólogo de toda la movida editorial / artística de muerte y resurrección de Superman. Su principal argumento era que el actor no se parecía en nada al personaje.

No, Johnny Deep nunca estuvo involucrado en el proyecto de Burton… al menos hasta donde se sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s