Y la Oposición…

Es como esos ancianos que están bajo una nueva droga, pero todavía no le han encontrado la dosis adecuada, y tiene arranques de violencia, psicosis, pelotudismo, falta de memoria, bipolarismo y parece que le chiflara de los pies a la cabeza. Sinceramente creo que esta gente necesita de un Doctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s