(REDDUX: Unlimited Spider-Man Vol. 1 #14, de Joe Bennett)

jbennettunlimited14cover

Amo este comic.

Cuando era un pequeño adolescente, mucho más maduro que hoy, no tenía un centavo en el bolsillo. Mis pequeños gastos los gerenciaba con las monedas del colectivo. Mi vieja me daba un (1 $) peso, el cual debía servirme para ir y volver del colegio. Cincuenta centavos la ida, cincuenta la vuelta. Esos últimos los ahorraba caminando el regreso hasta casa, a tiempo para el almuerzo.

En aquellos convulsionados días noventosos, la industria del comic argentino estaba muerta y no se conseguía nada. Muchísimo menos en mi Florencio Varela natal, donde la cultura llega a lomo de caracol. Lo único que estaba en los kioscos de revistas (sí, soy de la época en que los comics se compraban en kioscos comunes y silvestres), era la Marvel comics importada por editorial Forum. Estos eran un grupo de  gallegos, que habían llegado a un acuerdo para vender sus saldos de venta en las pampas plateadas.

¿Qué se conseguía? Bueno, nada interesante. Los noventa fueron la peor época del comic americano y Argentina estaba recibiendo las migajas. Así comenzó mi educación en la historieta: de la mano de guionistas como Terry Kavanagh, Howard Mackie, Glenn Herdling, Bob Harras… ¡mierda! El mejor de todos era Scott Lobdell y Scott Lobdell jamás fue bueno en su trabajo. En estos tiempos, autores interesantes como James Robinson o Warren Ellis, hacían trabajo como chorizo en colecciones tan nauseabundas como Cable o eX-Calibur.

La extrañeza de aquellos años se acentúa: Joe Madureira era el gran masturbador. Dibujantes extraordinarios como Ron Garney o Steve Epting, fallaban en impresionar mis juveniles ojos ya que carecía de la “educación” necesaria para apreciar sus sutilezas. Mike Deodato Jr, hoy alabado por su narración y fotorrealismo, era un perro con diarrea que corre libre por una plaza en Domingo. Paul Ryan pudo haber sido un groso en su época, pero los noventa los encontraron como un abuelo cuya dosis medicinal no estaba del todo equilibrada. ¡Y que alguien me explique cómo Ron Frenz consiguió convertirse en profesional!

La gran excepción era Capitán América de Mark Waid y Ron Garney (quién para los últimos números ya explotaba su potencial). Forum editó los correspondientes a Captain America # 444 al 454, todos ellos conseguibles a excepción del #448 que era doble y nunca llegó a Varela (o tal vez no lo importaron, nunca sabré).

Dato importante: para mí, eran tiempos pre-internet. Todo el background de un personaje, tenía que inferirlo del correo de lectores, o de pequeñas piezas de diálogo. Lo peor era cuando la colección X se cruzaba con la Y, que no se conseguía por ningún lado y entonces había que estar medio a los tanteos en la oscuridad, sabiendo que le podés pisar la cola a Cancerbero.

Historia de una ida de una vuelta

Forum vendía sus comics de 24 páginas al módico precio de dos pesos con cuarenta. Eso significaba que debía regresar a mi casa una semana entera para poder adquirirlo. Las colecciones que daban vueltas eran, en su mayoría, de mutantes (Patrulla-X, X-Men, X-Man, X-Calibur, X-Chota y X-Oncha) las cuales ¿cómo decirlo amablemente? eran una mierda. A excepción de Patrulla-X, por los dibujos de Madureira, X-Man, una historia infumable pero con dibujos de Steve Skroce, y, mucho después, los pininos de Carlos Pacheco en X-Calibur y X-Men… el resto, ni para prender el asado.

Después estaban las colecciones del estilo Vengadores, Iron Man, Thor, todas insoportables. Había pequeñas joyas, como ya mencioné con Capitán América, o el Daredevil de J.M DeMatties y su terror psicológico y múltiples personalidades. Pero ¿a quién carajo le gusta Daredevil? Yo quería Spider-Man, peleas, malos chistes, explosiones, cachengue!! Pero Forum me cagó como desde arriba de un Boink 767: las cuatro colecciones americanas de Spider-Man se vendían un sólo tomo, a quince pesos o veinte, no recuerdo, y se distribuían únicamente por comiquerías. Cosa que en Varela, nunca hubo.

Pero mi abstinencia sería apaciguada por, adivinaron, a menos que no hayan estado prestando atención: Unlimited Spider-Man. La serie fue pensada, en su USA natal, como otra forma de seguir explotando el filón de la temida “Saga del clon”. Saga de pésima calidad pero que vendía comics a lo pavote. La colección contenía 48 páginas y era bimestral pero, y más importante, aparecía una vez cada dos meses. Forum, en una movida de inteligencia solamente superada por el slogan “El Titanic nunca se hundirá”, decidió editarla al módico precio de tres morlacos cincuenta y también de manera bimestral.

De más está decir que, cuando leí tangencialmente sobre esta colección en un correo de lectores, la esperé con ansias. No sabía si iba a ser editada, pero tenía grandes expectativas, como Marx con el Socialismo. Finalmente, una mañana de Abril, o de Octubre, o de Julio, ahí estaba, en el kiosco de revistas cerca de mi colegio, el brillante primer comic de Spider-Man que alguna vez compré: Spider-Man Unlimited #4 de Forum…

Sí, los tres primeros no llegaron hasta dos meses después.

Demás está decir que fue amor a primera vista.

La historia y el gran Joe Bennett

Este episodio, titulado “Game´s end”, cuenta como Spider-Man logra desbaratar una red de luchadores clandestinos que, con sus grescas, están causando caos, desmanes y problemas al status quo. A pesar de que la historia no concluye, casi todas las tramas argumentales planteadas serán continuadas, o no, en algún otro número, el comic es bastante entretenido. Su guionista, Glenn Herdling, logra manejar el extenso cast de secundarios que tiene el capítulo (todos los que ven en la portada, aparecen en el comic más de una vez y con varias líneas de digno diálogo). Además, no hace falta leerse la Guía del Lector Informado de Marvel Comics, para entender quién es quién y por qué pasa lo que pasa.

Para mí, la verdadera estrella del comic es el brasilero Joe Bennett. El dibujante había debutado en el número anterior (otro de los recomendables) y se hizo cargo del timón hasta Unlimited Spider-Man #20 sin interrumpir su cuota bimensual de 48 páginas. Hoy por hoy, pocos dibujantes pueden cumplir esos límites y mantener un nivel aceptable.

Bennett no es un “dibujante correcto” porque eso sería decir que no tiene imaginación (hola, Ron Frenz, te estamos llamando). El brasilero desborda imaginación aunque carece de las herramientas. En ciertos momentos, su ambición gráfica va más allá de sus auténticas posibilidades y termina por fracasar, oh sí que fracasa. Sin embargo, me contagió la energía casi infantil de sus páginas y me convertí en, algo así, como su fan. Compré todos los números de Unlimited, que no fueron tantos dado que la colección se interrumpió dos números después (debido a que el trato Marvel-Forum caducó).

A Bennett lo seguí por algunos fill-in que hizo para Iron-Man y Amazing Spider-Man y, de vez en cuando, me gusta saber en qué anda. Si bien su estilo abandonó esa alegría socarrona, ese coqueteo con la caricatura, me alegra saber que sus lápices siguen tocando el papel blanco y que sus héroes siguen cabalgando victoriosos hacia el horizonte.

Reddux

Por supuesto, no tengo ninguno de esos comics conmigo. Para nada. Nunca fui de coleccionar. Pero hace menos de un mes, revisando en una librería de cuyo nombre no quiero acordarme, me encontré con el comic original que fuera editado por Forum como Unlimited Spider-Man #4. Lo compré sin dudarlo, y hubiera pagado lo que me pidieran, así que menos mal que me pidieron cinco pesos. Gracias al fuerte componente emocional que me une a él, decidí dedicarle este Reddux. Así que, en sincero homenaje a Joe Bennett, la editorial Forum y los comics de tres pesos:

unlimitedspdmancoverSMALL

Curiosidades

En la portada original (de izquierda a derecha, arriba hacia abajo): Cardiac, Ben Reilly Spider-Man, Joystick (o más bien su culo), Prowler, Rocket Racer, Black Bull, Chance, Night Watch, Polestar y J.J. Jamenson (cuando no era políticamente incorrecto que usara el bigote de Hitler)

En mi versión (mismo sentido): Night Watch, Chance, Ben Reilly, Black Bull, Polestar, Joystick, Prowler, Cardiac, Rocket Racer y, por supuesto, Hitler.

Tres personajes tres, caen muertos en este episodio. De acuerdo con mis investigaciones, ninguno volvió a la vida y fue víctima de un relanzamiento. Se agradece.

Unlimited salió a la venta en Diciembre de 1996 y fue el último en ser protagonizado por Ben Reilly, el clon que creyó ser el auténtico Hombre Araña. Ése mismo mes, en las páginas de Peter Parker Spider-Man 75, el personaje moriría a manos de Norman Osborn.

Hay una subtrama acerca de los problemas financieros del Daily Bugle. En una escena, le sugieren a J.J. Jamenson vender la mayoría de sus acciones en la bolsa. Jamenson contesta, indignado, que eso permitiría a los especuladores que solo quieren beneficios a corto plazo, acerse con el control de la empresa. Y que, en definitiva, terminarían por destruir aún más a la empresa. Eso es un, no tan sutil, ataque a Ron Perelman quién, en 1991, vendió sus acciones de Marvel en la bolsa, lo que terminó llevando a la compañía a la bancarrota apenas cinco años después.

Night Watch era una descarada copia del Spawn de Tood Mcfarlane. Tenía cuasi el mismo origen, poderes, hasta su actitud en general. Después de polular por el grupo de héroes “New Warriors” (o “Nacidos para segundear” como se los apodó no tan amablemente), tuvo su propia colección y fracasó galácticamente.

Con horror noté que no tuve que verificar antes de escribir Glenn Herdling, Terry Kavanagh o W.C Wyman

Enlaces externos

Los doce números como los públicó Forum. De nuevo, recomiendo muchísimos los números tres y cuatro.

Otra colección que daba vueltas en aquella época, aunque no tan memorable.

El Capitán América de Mark Waid y Ron Garney

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s