(Detrás de la línea amarilla: Doctor Strange, 2016)

null

Francois Truffaut: Un personaje sale de su casa, sube a un taxi y se dirige a la estación para tomar el tren. Se trata de una escena normal en el transcurso de un film medio. Ahora bien, si antes de subir al taxi este hombre mira su reloj y dice: “Dios mío, es espantoso, no voy a llegar al tren“, su trayecto se convierte en una escena pura de suspense, pues cada semáforo en rojo, cada cruce, cada señal de tránsito, cada frenazo, cada maniobra de la caja de cambios van a intensificar el valor emocional de la escena.

DR. STRANGE (2016) es un film medio sostenido por inspirados actores y buenos efectos especiales. Destaca Mads Mikkelsen como Kaecilius, un personaje que en papel no es más que un villano genérico, con motivaciones genéricas y métodos genéricos de conseguir sus objetivos. Sin embargo, Mikkelsen logra hacerlo funcionar gracias a su estudiada interpretación y carisma en pantalla. Lástima que el presupuesto de 165 millones de dólares no sepa aprovecharlo como es debido, o tendríamos a un villano a la altura de Loki. Read More

Anuncios

(Detrás de la línea amarilla: Fantastic Beast and Where to Find them, 2016)

fantastic-beasts-where-to-find-movie-based-on-book

Existe dentro de FANTASTIC BEAST una gran película: la ex aurora Porpentina “Tina” Goldstein (Katherine Waterston) decide investigar a la siniestra Sociedad de Nueva Salem mientras una fuerza invisible siembra el terror en Nueva York. Ayudada por su simpática hermana (Alison Sudol) y un panadero sin poderes mágicos (Dan Fogler), Tina no se detendrá ante nada para atrapar al que pudrió todo en Dinamarca y demostrar su valía como miembro del Congreso Mágico de los Estados Unidos de América.

Lamentablemente, esta emocionante historia queda enterrada por la trama principal del filme: los animales fantásticos que el magizoólogo Newt Scamander (Eddie Redmayne, canalizando su mejor Matt Smith) trajo consigo a la Gran Manzana se han escapado y ahora él deberá recapturarlos Pokemon style.

Aunque entretenida, esta es, fundamentalmente, y sin pretender estirar más de lo necesario un punto que puede hacerse claro en pocas palabras, una película fallida. David Yates, director, J.K. Rowling, escritora, y el presupuesto de 180 millones de dólares no logran conectar con el espectador. Ni los efectos especiales, ni la química entre los personajes secundarios, ni la conexión la saga de Harry Potter pueden salvar este Titanic. Y la razón principal es Newt Scamander y su librito.
Read More