(Nada, eso)

Porno

10579989_780340525338219_4431524791232018134_n

 

99 globos rojos es la canción bailable más deprimente de la historia.

La banda alemana Nena conquistó yanquilandia (y por ende, el mundo) en 1983 con 99 Luftballons, una pegadiza melodía popera que invitaba al microdancing. No pasó mucho para que los hijos del General Ford pidieran de inmediato una versión en inglés. Porque está lindo bailar pero si sobre el escritorio de tu Presidente hay un gran botón rojo con forma de mapa mundi, y la palabra “Autodestrucción” grabada a fuego; uno siente el derecho a exigir que le canten en su idioma.

¡Tremenda sorpresa debió haber sido! Porque Nena no estaba en el negocio de las canciones agradables, inocentes y para nada polémicas. Su intención era crear conciencia sobre las armas nucleares y la posibilidad de que el hombre destruya al hombre (y tal vez juntar algunas monedas para un auto, nada grande, que gaste poca nafta y los lleve de un lado al otro).

De la traducción se encargó Kevin McAlea, quien dejó intacto el mensaje pero cambió algunos detalles. A grandes rasgos, esta versión arranca con dos hippies que se van de pepa, compran 99 globos rojos y los dejan volar.

Read More

Anuncios

Sexismo

No le estoy quitando la venda de los ojos a nadie cuando digo que hay una enorme carga erótica en los videos de música dance. No así en sus melodías, que a veces son tan genéricas que podrían adaptarse a cualquier situación perpetrada por el hombre. Me refiero a cosas tan evidentes como:

Estas dos producciones tranquilamente podrían competir con cualquier película softcore del mercado. El uso casi obsceno de la figura femenina + la exposición descarada de las fantasías más húmedas masculinas = dinero en el banco. Y .E.E.U.U. no son los únicos, Argentina tuvo y tiene sus auténticos mercaderes del erotismo dance.

Por suerte, existe toda una corriente de directores que se dedican a contar maravillosas historias. Gente como Spike Jonze, Mark Romanek o Michel Gondry.

Al ritmo en que avanza el tráfico de información y nos vamos bombardeando cada vez más, ¿quiénes ganarán la pulseada?, ¿los matemáticos del sexo o los contadores de historias?

She came from Greece she had a thirst for knowledge,
she studied sculpture at Saint Martin’s College,
that’s where I,
caught her eye.
She told me that her Dad was loaded,
I said “In that case I’ll have a rum and coca-cola.”
She said “Fine.”
and in thirty seconds time she said,

“I want to live like common people,
I want to do whatever common people do,
I want to sleep with common people,
I want to sleep with common people,
like you.”

Well what else could I do –
I said “I’ll see what I can do.”
I took her to a supermarket,
I don’t know why but I had to start it somewhere,
so it started there.
I said pretend you’ve got no money,
she just laughed and said,
“Oh you’re so funny.”
I said “yeah?
Well I can’t see anyone else smiling in here.
Are you sure you want to live like common people,
you want to see whatever common people see,
you want to sleep with common people,
you want to sleep with common people,
like me.”
But she didn’t understand,
she just smiled and held my hand.
Rent a flat above a shop,
cut your hair and get a job.
Smoke some fags and play some pool,
pretend you never went to school.
But still you’ll never get it right,
cos when you’re laid in bed at night,
watching roaches climb the wall,
if you call your Dad he could stop it all.

You’ll never live like common people,
you’ll never do what common people do,
you’ll never fail like common people,
you’ll never watch your life slide out of view,
and dance and drink and screw,
because there’s nothing else to do.

Sing along with the common people,
sing along and it might just get you through,
laugh along with the common people,
laugh along even though they’re laughing at you,
and the stupid things that you do.
Because you think that poor is cool.

I want to live with common people,
I want to live with common people etc…

HISTORIAS de Ricardo Arjona

Todo aquello que no me gusta de Ricardo Arjona está presente en este cd de 1994: teoría de los dos demonios aplicada sin disimulo, simplismo, ausencia de matices, metáforas ridículas y manipulación emocional. Y si tengo que confesarlo (bajo amenaza de muerte) digo que este es uno de mis cds favoritos.

Por aquellas fechas yo ostentaba diez años de vida y creía saber todo lo que había que saber sobre los Power Rangers. Mi Florencio Varela querido me brindaba todo aquello que necesitaba para sobrevivir, las presiones del mundo moderno apenas me alcanzaban y creo que me importaba el fútbol. En la radio comenzó a sonar Señora de las cuatro décadas y las mujeres (como mi madre) andaban muy interesadas en el cantautor de tamaño despropósito. La melodía, el juego de palabras, el salir un poco del esquema común hizo que me gustara pero fue Historia de un Taxi la que me conquistó. El humor, la descripción acertada, la narración y todas esas pequeñas cosas que esconde esta canción hicieron que me viera totalmente interesado por este muchacho Arjona. Del que no sabía nada.

Un amigo que hoy escucha Metallica a todo volumen mientras compite con su hermano a ver quien tiene los mocos más viscosos, me pasó el casette. Sí, el casette. De repente me siento de ochenta años. De más está decir que me encantó su humor nada ingenioso, las historias estereotipadas y la metáfora sencilla y al pie. Read More

Libertad de expresión

Mi primera reacción al ver esto fue tengo que ponerlo en el blog, es muy gracioso. Aunque después caí en ciertas consideraciones que no fueron del todo alegres. Primero, este tipo de manifestaciones alimentan los malos estereotipos, ésas pésimas representaciones de la comunidad gay del imaginario colectivo, que después serán utilizadas por aquellas voces que se alzan en contra del amor homosexual. Pero luego pensé que, por el hecho de que existan personas dispuestas a hacer con esto un alegato anti-homo, no significa que un hombre no pueda decir tratame gentil, soy una flor delicada.

Ahora, supongamos que existe un mundo donde la homosexualidad es normal, los padres no se cortan las venas si tiene un hijo gay y las asociaciones civiles tienen mejores cosas que hacer con su tiempo. ¿Cómo interpretar esta manifestación artísitca en tal contexto? Pues como una reverenda mierda. La fu-sión de sonido, imagen y palabras es simplemente horrenda y un robo a Eddie Murphy (acá). El concepto mismo del video atenta en contra de la máxima del arte: alegrar los sentidos, exitarlos, conmoverlos. El nivel de asco producido por este tema es comparable a pasarle la lengua por la cara al ex presidente Menem mientras él manosea tus “partes felices”.

Por supuesto que muchas han sido las páginas de internet que se han horrizado con  Samwell y su What what the butt! pero también es cierto que propuestas igual de desagradables en los mismos niveles, han logrado cierto éxito y mucha prensa positiva. Como ejemplo esta y esta. Creo que todos podemos entender el por qué…

PD: mi crianza chauvinista y retrógrada me impulsa a este último comentario que debo liberar antes de que me carcome el cerebro pobre Samwell no sólo es negro, además puto!

Viva la vida!

 

Mientras los aviones de la Fuerza Aérea tiraban gente en el Río de la Plata, Palito Ortega cantaba:

Si no te gusta que la gente este contenta
si no te gusta ver feliz a los demas

Tirate al rio en la parte mas profunda y
despues cuando te hundas si quieres puedes gritar

Si no te gusta que otros canten a la vida
si la sonrisa del amor te hace mal

Tirate al rio en la parte mas profunda y
despues cuando te hundas si quieres puedes gritar

Si te molesta la sonrisa de los niños
con tu amargura todo lo ves mal
Si no te gusta que otros canten a la vida
si la sonrisa del amor te hace mal

Tirate al rio en la parte mas profunda y
despues cuando te hundas si quieres puedes gritar

🙂